LA DEPILACIÓN CON CERA

La depilación con cera

Hay numerosos métodos de depilación, especiales para la mujer. Ahora, con las nuevas tecnologías, hay todavía más opciones para eliminar el vello molesto.

Pero el método más utilizado actualmente por la mayoría de las mujeres, es la depilación con cera.

La cera puede ser fría o caliente. La caliente se utiliza más en centros de estética o peluquerías, y se aplica directamente sobre la piel, calentada a conciencia, después se tira de ella y se arranca el pelo de raíz.

La cera fría o tibia, se aplica mas por las mujeres en su propia casa.

Hay varias ceras tibias, como las que vienen incluidas en bandas depilatorias y que has de calentar entre las palmas de las manos, o en tarro, que se puede calentar en el microondas.

La cera, al ser soluble, se elimina los restos de ella con facilidad, simplemente con agua.

La depilación en sí, es un poco dolorosa, pero hace que el vello tarde bastante en aparecer de nuevo, ya que lo arranca de raíz, y le cuesta más volverse a formar.

La cera debes aplicarla siempre sobre la piel limpia y seca, y debes asegurarte de la temperatura antes de aplicarla, ante la duda se puede tocar con la yema de los dedos la temperatura de la cera.

Ante posibles reacciones alérgicas, aplica un poco de cera en una zona no muy visible y comprueba cómo reacciona tu cuerpo ante este método de depilación.

La cera hay que aplicarla en el mismo sentido del pelo y tirar de ella en sentido contrario, con un tirón seco y rápido.

Es recomendable poner la mano inmediatamente después del tirón, en la zona depilada, ya que hace regular la temperatura y evita enrojecimientos en la piel.

Cuando se acabe la depilación, siempre aplica loción o aceite hidratante que alivia la piel.

La depilación con cera

Tips, Consejos y Remedios Caseros Gratis